La tenebrosa historia de Almaraz

El 30 de Marzo de 1981 Leopoldo Calvo Sotelo visitaba la central nuclear de Almaraz para dar el visto bueno a la entrada en funcionamiento del primer reactor. En paralelo, el presidente de Hidroeléctrica Española, José Mª Oriol decía: “hoy es un día de acción de gracias, en primer lugar, al Señor, por permitirnos culminar la tarea personal y profesional iniciada hace veinte años”. Con esta “ayuda del Señor” Almaraz empezaba mucho antes que Valdecaballeros, cuando el movimiento internacional contra la energía nuclear no era conocido aun en Extremadura y se planeaban más de treinta reactores nucleares en España. Si Valdecaballeros fue la historia de una corrupción sin precedentes, imaginemos lo que pudo ser Almaraz. Adenex acaba de publicar un informe de más de cien folios con la historia interminable de episodios ocurridos en más de treinta años. Uno de los más graves fue el vertido de ácido sulfúrico en el circuito secundario sobre el que hay un informe de “Technical Association”, de EE.UU. cuya lectura recomiendo. Pero todo ello forma parte de una historia llena de oscuridades que las compañías eléctricas han resuelto siempre con concesiones económicas a los Alcaldes de la zona, a ciertos políticos y a otras entidades, jugando con el paro de la gente y con la despreocupación de una tierra que no es suficientemente consciente de la tragedia que podría suceder en caso de accidente, como pasó en Trhee Mile Island, en Chernóbil, o más recientemente en Fukushima, lo que ha influido en la decisión de Alemania, Japón y otros países para el cierre de sus centrales nucleares.

Ahora la estrategia es que se prolongue temerariamente la vida de la C. N. de Almaraz, y salen con la exigencia urgente de construir un ATI (Almacén Temporal Individualizado). No les basta que ya se haya prolongado la vida útil hasta los cuarenta años, quieren más, a pesar de encontrarnos ante una tecnología que nunca supo qué hacer con los residuos terroríficos que genera y que pagamos los ciudadanos. Sobre esta estrategia de fondo tendremos tiempo de hablar, pero de momento que escuchen a los expertos del Consejo de Seguridad Nuclear sobre cómo ha podido frenarse la construcción del Cementerio de Residuos Nucleares, otro negocio con el que pretendían forrarse, a pesar de los problemas que desaconsejan totalmente esa ubicación, como bien ha entendido el Gobierno de Castilla La Mancha.

Parece ser que ahora hay una postura responsable de una mayoría de los parlamentarios extremeños que se oponen tanto a la construcción del ATI, como a la prolongación de la vida de la Central de Almaraz. Sin embargo, será inevitable un debate en el que salgan a la luz los datos de esta tenebrosa historia, sin que sea ocultada por la coacción del dinero como tantas veces ha hecho el Lobby nuclear. Ya va siendo hora de que no silencien con cuatro perras el debate en Extremadura, cuando la mayoría de los países se disponen al abandono de la energía nuclear y a acelerar la transición hacia un modelo energético basado en las energías renovables.

Juan Serna

pioneros

Mario Gaviria, Juan Serna y José Manuel Naredo, en el encuentro fundacional del MIA en noviembre de 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s