CONTRA EL DESALOJO POR LA FUERZA DE LOS ACTIVISTAS ANTI-CEMENTERIO NUCLEAR EN FRANCIA.

-Ante el desalojo de activistas antinucleares en Francia, el Movimiento Ibérico Antinuclear, envían una carta de protesta al embajador francés.

-La organización considera el acto antidemocrático y contrario a la supuesta oferta de diálogo del gobierno. La propia Autoridad de Seguridad Nuclear ha arrojado múltiples dudas sobre el proyecto.

El  22 de febrero de 2018, más de 500 policías franceses han desalojado a los activistas antinucleares del bosque de Bois Lejus y de la ciudad de Bure. En esta localidad francesa AREVA desde hace varias décadas pretende enterrar en profundidad 80.000 m3 de residuos nucleares de alta actividad.

Desde 2009 los activistas contra el cementerio habían ocupado los terrenos donde se iban a producir las primeras catas geológicas. Unos quinientos policías han expulsado esta mañana a la quincena de activistas que ocupaban el lugar, realizando además varias detenciones.

Unos hechos que se producen durante la visita del Ministro de Medio Ambiente francés, D. Sébastien Lecornu, se encuentra en la zona de visita supuestamente para ofrecer diálogo, acuerdo y concertación en el proceso de instalación del posible cementerio nuclear.

Pero además, la Autoridad de Seguridad Nuclear francesa, el equivalente al Consejo de Seguridad  Nuclear Español, ha arrojado múltiples dudas sobre la calidad de este proyecto mostrando numerosos elementos problemáticos al proyecto de Areva.

Por todo ello, El MIA  se ha dirigido al Embajador Francés Excmo. Sr. D. Yves Saint-Geours para que transmita su protesta a las autoridades de este país ante estos hechos antidemocráticos y arbitrarios.

Anuncios