ALARMA POR EL ATAQUE A UNA CENTRAL NUCLEAR EN UCRANIA

  • El Movimiento Ibérico Antinuclear manifiesta su horror y condena ante el ataque militar a la central nuclear de Zaporizhzhia por la fuerzas de Putin.
  • La posibilidad de un nuevo desastre nuclear en Europa se está haciendo cada día más cercana.

La Autoridad Nuclear Ucraniana (https://snriu.gov.ua/en)  ha anunciado que esta noche del  3 al 4 de Marzo, alrededor de la 01:00, el ejército de la Federación Rusa comenzó el bombardeo del sitio de la central nuclear de Zaporizhzhia, la más grande de Europa. Hubo incendios en el emplazamiento de la central  que fueron extinguidos a las 06:20, por los Servicios de Emergencia. Hasta ahora no hay información sobre los muertos y heridos.  La central ha sido tomada por las fuerzas militares de la Federación Rusa. El personal continúa en sus puestos de trabajo, monitorea el estado de los reactores y “asegura su operación de acuerdo con los requisitos de los procedimientos de proceso para una operación segura. No se han registrado cambios en la situación de radiación” comunicó la Autoridad Nuclear Ucraniana en su último parte a las 8:00 (7:00 hora española).

El día antes del ataque, de los seis reactores de 1000 MW de potencia (semejantes a los que operan en España), funcionaban solo tres (nº 2, 3 y 4).  Ahora sólo opera la unidad nº 4, con una potencia de 690 MW, para aportar suministro para las operaciones necesarias.   

Preocupa enormemente que los trabajadores puedan mantener la refrigeración del combustible nuclear en los reactores. Pero también, en las piscinas de combustible gastado donde se tiene que enfriar el combustible que se saca del núcleo en cada recarga.  En un emplazamiento con seis reactores grandes, se acumula una gran cantidad de combustible gastado a temperaturas de cientos de grados., Si fallan los sistemas de circulación y enfriamiento de las piscinas, puede ocurrir como en Fukushima, se evaporará el agua, no se bloquearan las emisiones radiactivas y puede incluso arder el material.  La Autoridad Nuclear Ucraniana declara que “puede superar todos los accidentes anteriores en plantas de energía nuclear, incluido el accidente de Chernobyl y el accidente en la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi”.

La central de Zaporizhzhya, tiene además una instalación de almacenamiento en seco de combustible nuclear gastado, es decir, en contenedores, situados en una explanada abierta.  Lo que en España se denomina Almacén Temporal Individualizado o ATI, presentes en casi todas nuestras centrales.  Los contenedores se diseñan con cierta capacidad de resistencia a impactos, pero no a armas militares.  Este es otro riesgo muy serio de emisión radiactiva.

El Movimiento Ibérico Antinuclear reitera que la nucleares son un punto débil en la seguridad de un país en caso de guerra.  Sean objetivo intencionado o no, es un peligro que la industria nuclear y sus apoyos políticos no quieren afrontar, pero resulta muy evidente que es parte del riesgo que implica esta energía.

Para el Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) el ataque a Zaporizhzhya es un acto de guerra totalmente injustificable.  El riesgo nuclear afectaría al territorio ucraniano y ,dependiendo de los vientos, a los países vecinos, Moldavia, Rumanía, la propia Rusia y el mar Negro. La central se refrigera con aguas del río Dnieper cuyo curso desemboca en ese mar a unos 220 km al sur, comunicado con el Mediterráneo por el estrecho del Bósforo o de Estambul.