Inicio de la ofensiva pro-nuclear. Crónica de febrero

Artículo original publicado en mientrastanto.org
Miguel Muñiz

Se podrá criticar a la industria nuclear por muchas cosas, pero nunca por perder el tiempo. Como tiene objetivos definidos, estrategias claras y está motivada, no se anda por las ramas. En febrero, la “guerra de posiciones” desarrollada durante 2016 para solventar los permisos en 2020, 2021 y 2024 dio paso a la “guerra de movimientos”. Los acontecimientos se han acelerado hasta el punto de que desbordan la crónica [1].

El 23 de enero el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) anunció que apoyaba conceder la nueva conexión a la red de Garoña. Los políticos, ejerciendo su papel, pidieron comparecencia del Presidente del CSN en la Comisión correspondiente para el 7 de febrero, el presidente consideró que eso era un exceso de rendición de cuentas (había comparecido en octubre, hacía sólo cuatro meses), por tanto les dio plantón y envió a su vicepresidenta, lo que a efectos prácticos dio igual pues la sesión repitió el ritual conocido: se preguntó lo que se quiso y se respondió también lo que se quiso, se entonó el mantra del CSN “técnico”, no “político”, que “ni cierra ni abre centrales”… Golpes de pecho, retórica grandilocuente, trámite cumplido [2]. El representante del PP llegó a acusar a los grupos que habían pedido la comparecencia de “acoso” al CSN, un ejemplo de la sobreactuación política que impera en la tal Comisión.

Como Garoña seguía el curso previsto hacia el limbo (renovación de licencia hasta los sesenta años, pero sin conexión a la red), la industria decidió ganar tiempo: el día 8, el portavoz de la central de Almaraz anunciaba que en los próximos meses (mayo, según unas informaciones, junio según otras) presentaría una solicitud por veinte años más hasta llegar a los sesenta de funcionamiento [3]. Fue el mismo día en que el Presidente del CSN, arropado por todos los consejeros, daba una inusual rueda de prensa para oficializar lo que ya se sabía.

Antes de entrar en detalles sobre Almaraz, revisemos partes del resultado de Garoña.

• El CSN otorga una autorización válida hasta los sesenta años, pero sujeta al cumplimiento de 10 condiciones y 15 instrucciones técnicas complementarias (ITC). ¿Puede imaginar alguien que a un vehículo se le ponga el sello de que ha pasado la ITV, pero que se le diga al propietario que antes de ponerlo en marcha tiene que realizar una larga serie de reparaciones? Lo lógico sería verificar el cumplimiento de las 10 condiciones y de las 15 ITC antes de dar la autorización de funcionamiento; pero como ya hace tiempo que el CSN está subordinado de la industria nuclear, y como todo el mundo (nuclear) sabe que intereses están en juego, sobran los disimulos en el “organismo reguladorque no hace política, pero que regula al compás que dicta la política de la industria [4].

• Aunque el resultado del Consejo estaba cantado se procuró cierta solemnidad al evento. Todos los consejeros presentaron explicaciones de voto que eran auténticas proclamas ideológicas y, algo inusual, el día 10 ya estaban todas publicadas por separado en la web del CSN [5]. El acta de la sesión ocupó sólo 13 páginas [6]. Las restantes 51 se dedicaron a la justificación de voto. Es interesante detenerse en las de Cristina Narbona y Xavier Dies.

• El caso Narbona merecería un estudio propio. Disidente en lo referente al ATC y Garoña —en todo lo demás siempre ha votado alineada con el Consejo—, su escrito denuncia las contradicciones del CSN entre lo dicho y lo hecho. En aislamiento extremo, Narbona decide llamar a las cosas por su nombre; impagable el párrafo inicial del punto 9: “Esta consejera quiere dejar constancia de que el voto favorable de la mayoría del Pleno del CSN en los puntos 11.1 ,2, 3,4 y 5 del orden del día de la reunión celebrada el 8 de febrero de 2016 , es el último acto de una larga cadena de decisiones adoptadas desde 2013 por la mayoría del Pleno , siempre con el voto en contra de esta consejera , todas ellas orientadas a facilitar la reapertura de la central nuclear de Garoña, y con ello iniciar la regulación de la operación a largo plazo del parque nuclear español, hasta los sesenta años de funcionamiento […]”. Las negritas son suyas. Se puede decir más fuerte, pero no más claro, allí donde el resto del Consejo dedica páginas y páginas a consideraciones técnicas para ocultar la decisión política, Narbona canta las verdades, lo cuál merece respeto.

• El mismo respeto que merece, pero en sentido contrario, el voto particular de Xavier Dies. Inicia su explicación con una larguísima exposición de su “currículum” académico y sus publicaciones, algo que debería provocar bochorno propio y ajeno, ya que el consejero Dies, como los demás miembros, no está en el CSN por sus méritos académicos, sino por su filiación política y sus filias pronucleares, igual que lo estuvo su antecesor, el señor Gurguí, al que tanto le gusta mencionar. En el caso de Dies la situación es aun más ridícula ya que fue, literalmente, impuesto por la mayoría del PP sin alcanzar ni tan siquiera el mínimo consenso político.

Pero la sinceridad política del consejero Dies, al margen de que arruine su “efecto curricular”, es tan impagable como terrorífico es el panorama que dibuja al final de su exposición: “Actualmente lo novedoso está en atender las primeras peticiones que están llegando para autorizar la operación de centrales nucleares hasta los 80 años. En Estados Unidos tienen previsto finalizar la normativa de regulación sobre renovación 60-80 años para 2017, y recibir la primera solicitud para renovación de operación de 60 a 80 años en el 2019. La NRC se ha comprometido a que en 2021-2022 dará la resolución a esa primera solicitud […]”

En este caso las negritas son mías. Habría que remontarse a los tiempos gloriosos de la presidencia de María Teresa Esteban Bolea en el CSN para encontrar declaraciones de ese calibre, por lo demás sobran comentarios.

¿Qué va a pasar ahora con Garoña?

Provista de una renovación de funcionamiento “en potencia”, Garoña ya ha cumplido su función política. Como central energética es irrelevante, por lo que puede ser varias cosas, la más probable, moneda de cambio del PP en una negociación política: puede servir para que el PNV o Bildu (partidos que incluían en sus programas su cierre definitivo sin mencionar otros reactores) se apunten un tanto a cambio de un apoyo puntual al PP estatal o local, también puede servir para que el PP vasco haga valer su peso, o también puede servir en esas negociaciones con Enel-Endesa e Iberdrola que determinan el funcionamiento de “los mercados” eléctricos. La especulación periodística ha comenzado a desatarse [7].

A corto plazo Garoña suscita un amplio consenso político en contra, muchos partidos que callan sobre el resto de las nucleares alzan la voz pidiendo el cierre definitivo, se puede llegar a un consenso en el Congreso y forzar una ley específica. Ante eso, el PP preferirá un pacto a una posible derrota. De momento, como siempre, gana tiempo vendiendo como un activo algo que todo el mundo sabe que es pura chatarra.

En todo caso es muy dudoso que Enel-Endesa e Iberdrola afronten las inversiones necesarias para poner en funcionamiento la central. Si no se amortiza antes como moneda de cambio político, puede mantener un cierto “suspense” formal sobre su futuro hasta que llegue el momento de la renovación de licencia de Almaraz; pasado ese trámite, Vandellós, Ascó, Cofrentes y Trillo seguirán el camino con facilidad, y Garoña podrá ser olvidada.

Lo que sí seria deseable es que una parte del movimiento de resistencia a la energía nuclear conserve el sentido del ridículo y, caso de que se llegue a un pacto político de clausura definitiva de Garoña, no se lance a celebrarlo como una “victoria”. Dos veces ya es bastante bochornoso, tres sería patético.

ASTECSN

Aunque su importancia vaya mucho más allá del caso concreto de Garoña, no puede cerrarse la crónica sin mencionar a la Asociación Profesional de Técnicos de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica (ASTECSN), este sindicato independiente de inspectores nucleares representa un reducto de dignidad y profesionalidad en el CSN y ha tenido un gran protagonismo durante todo el mes. El 6 de febrero emitió un comunicado en que aportaba una visión crítica y documentada de lo que se estaba perpetrando con Garoña y pidió un debate público, nadie le hizo caso, claro está, pero no se quedó ahí.

El día 13 volvió a la carga con otro comunicado en que se analizaban las implicaciones de la modificación de autorizaciones de explotación de centrales nucleares. Partiendo de una declaración de principio sobre su carácter técnico (“Esta Asociación no está ni a favor ni en contra del alargamiento de la vida de las centrales nucleares”) ASTECSN sometía a una durísima crítica la falta de debate técnico sobre el procedimiento que se estaba siguiendo.

Finalmente, el día 23 ASTECSN daba el paso más importante, presentando un extenso documento al Congreso con lo que sería una línea de trabajo que llevase a la regeneración profesional del CSN, con criterios de transparencia, profesionalidad y democracia [8].

Analizar la importancia y el nivel de detalle del documento PROPUESTAS DE LA ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE TÉCNICOS EN SEGURIDAD NUCLEAR Y PROTECCIÓN RADIOLÓGICA (ASTECSN) SOBRE INDEPENDENCIA Y TRANSPARENCIA DEL REGULADOR NUCLEAR ESPAÑOL sobrepasa las posibilidades de este artículo; lo que resulta evidente es que tanto si se consigue la no renovación de los permisos de explotación de los reactores en 2020, 2021 y 2024, como si la industria nuclear impone sus criterios y se alargan a 60 años; el papel de los técnicos e inspectores será clave para minimizar los impactos ambientales de la radiación; en el primer supuesto de la derivada del desmantelamiento (aún se recuerda la cadena de irregularidades que rodearon el desmantelamiento de Vandellós 1), y en el segundo no se precisan mayores detalles.

Almaraz y el Movimiento Ibérico Antinuclear

La Conferencia Antinuclear de Lisboa, realizada el 4 y 5 de febrero, puede considerarse un éxito y un hito importante por muchos motivos, no sólo porque reunir en un acto a personas del movimiento de resistencia a las nucleares de Francia, España y Portugal sea un acontecimiento inédito, sino porque sirvió para sentar las bases de una cooperación que puede dar fruto a largo plazo más allá del caso Almaraz, una vez que se entienda que tan peligrosa es para el conjunto de la Península Ibérica la central de Ascó, la situada más lejos de Almaraz, como la propia Almaraz. Tanto en un escenario de no renovación de permisos, como de sesenta años de funcionamiento, la Conferencia ha marcado un antes y un después [9].

En la evolución del conflicto de Almaraz también febrero ha marcado un hito. Se ha comenzado a comprobar que la internacionalización, que despertó bastantes expectativas, presenta las limitaciones que se suponían desde el principio. En un tema secundario como la construcción del almacén de residuos que permitirá a Almaraz funcionar durante sesenta años, bastó una leve presión combinada del gobierno del PP y la Unión Europea (UE) para que, el 21 de febrero, el gobierno portugués retirase la demanda interpuesta en la UE por la contaminación a través de la frontera, y llegase a un acuerdo para que un grupo de técnicos portugueses revise el proyecto antes de su ejecución final y, de camino, compruebe en persona las excelencias de la central en una serie de visitas que se realizarán durante dos meses. La primera de ellas estaba programada para el 27 de febrero, fuera del tiempo de redacción de esta crónica.

Lógicamente, la retirada de la denuncia ha producido un cierto conflicto dentro de los partidos del gobierno de Portugal, pero todo ha sido muy modulado; los ministros de medio ambiente y asuntos exteriores dieron explicaciones en su Parlamento, y algún grupo político y alguna organización ecologista pidieron más contundencia. La realidad es que no se pueden separar bloques temáticos dentro de una política neoliberal europea, y el gobierno de Portugal no tiene demasiados recursos para sostener una posición de fuerza si la maquinaria se pone en movimiento [10].

En todo caso, resulta evidente que la estrategia posibilista del Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) sintetizada en la consigna “Primero Garoña, luego Almaraz, y todas las demás…” no se sostiene, ni por calendario, ni por ámbito de negociación política, ni por la potencia y contundencia de la ofensiva de la industria nuclear. Hacer frente a dicha ofensiva implica mucho más que programar una serie de movilizaciones y una manifestación, cosas ya asumidas por la industria y los políticos que la respaldan como respuesta natural; tampoco ayuda seguir encerrados en un discurso centrado prioritariamente en el guión económico y técnico que dicta la industria, esforzándose en replicar a sus manipulaciones simplistas con argumentos sofisticados sobre mecanismos de formación de precios o estabilidades del sistema eléctrico [11], sin hablar de los escenarios de futuro sostenible a los que nos referiremos al final de esta crónica.

O el MIA contrapone un discurso articulado y propio, basado en los impactos de la energía atómica sobre el medio ambiente y la salud, los enormes riesgos de seguridad que implican los reactores, y lo hace llegar a la amplia mayoría social que está en contra de la energía nuclear, movilizándola e implicándola, o se limita a acciones de protesta que no supondrán ningún obstáculo para que en 2020, 2021 y 2024, los permisos de funcionamiento se renueven sin dificultad. Los próximos cuatro meses serán decisivos.

La nota política positiva de febrero la puso Unidos Podemos, la única fuerza que asumió en las elecciones no renovar los permisos en 2020, 2021 y 2024. Después de otra sesión en la correspondiente Comisión del Congreso, el 21 de febrero, en que se aprobó por mayoría el cierre de Garoña (aprobación que sólo tiene carácter simbólico), Unidos Podemos presentó una extensa Proposición de Ley (PdL) en el sentido de su programa electoral. Teniendo en cuenta que el 14 de febrero, el PSOE comenzó a mostrar los síntomas de esquizofrenia nuclear que ya se dieron entre 2006 y 2009 con motivo de Garoña, la PdL de puede significar un revulsivo social o sólo un gesto de diferenciación política cara a la galería. Dependerá de que se dé, o no, una movilización social amplia. De momento la PdL ha puesto el tema nuclear global (no Garoña, o Almaraz) en la agenda política, aunque se da por supuesto que será sometida a la denigración implacable que sufre todo lo que propone Unidos Podemos [12].

Escenario universal 2050, y el “impuesto” en Cataluña

Ladislao Martínez, nuestro compañero de cariñoso recuerdo, solía hacer una ironía en sus impresionantes conferencias sobre energía atómica. Refiriéndose a la energía nuclear de fusión (la otra gran fantasía de la industria), Ladis comentaba: “Los partidarios de la fusión afirman: ‘estará disponible en los próximos cincuenta años’, que es exactamente lo que venimos diciendo desde hace cincuenta años”.

Salvando las distancias, los escenarios 100% renovables corren el riesgo de convertirse en ese tipo de afirmación que se proyecta una y otra vez hacia el futuro sin que llegue a concretarse nunca. No procede entrar ahora en las miserias de la planificación indicativa de la que surgen dichos escenarios, pero lo que empieza a demostrarse es que son de gran utilidad para crear una cortina de humo que desvíe la atención del conflicto que supone la renovación de los permisos atómicos para sesenta años en 2020, 2021 y 2024. Un Escenario 2050 100% Renovable supera y engloba los sesenta años, por lo que tienen un gran futuro, por lo menos hasta el 2021.

En marzo de 2016, Deloitte, una de esas consultoras, auditoras, asesoras privadas que acaban haciendo la planificación indicativa que luego presentan los gobiernos (previo pago de sustanciosas facturas por los servicios), se descolgó con un informe (que al parecer nadie le había pedido) sobre descarbonización del sistema energético español en el horizonte 2050 [13], el informe ha sido citado profusamente por el Foro Nuclear porque defiende los sesenta años de funcionamiento de las nucleares con la repetida excusa del cambio climático, e inmediatamente después de Garoña algún periodista avispado se apuntó al tópico escenario 2050. Vendrán más [14].

En Cataluña, el gobierno PDECAT-ERC no tardó en percatarse de las posibilidades del escenario 2050 para excluir el engorroso conflicto nuclear de la agenda política oficial, y se ha montado su propio informe. Aquí no tenemos Unidos Podemos, por lo que el 31 de enero el gobierno PDECAT-ERC proclamó la redacción de las bases de un Pacto Nacional para la Transición Energética, con su correspondiente hoja de ruta. El 1 de febrero se publicaba que en 2050 Cataluña dispondría de un suministro 100% renovable. Basta ver el contenido del PDF de presentación para comprobar como Ascó y Vandellòs desaparecen mágicamente entre este año y el 2050. Aunque, como el documento repite la mentira de que las nucleares suponen CERO emisiones de CO2 para justificar su mantenimiento, se supone que será allá por el 2050 para beneficiar al planeta [15].

El amplio consenso político de que goza el proyecto de “impuesto” que legaliza la contaminación radioactiva rutinaria de las centrales nucleares sigue vigente. Tiene el apoyo entusiástico, pero discreto —no se atreven a abrir un debate público sobre las implicaciones—, de los grupos pro-nucleares que lo promueven (PDECAT y ERC), más las fuerzas contrarias a las nucleares en el Parlamento (CSQEP, PSC y la CUP); y cuenta con la aceptación pasiva de los partidos pro-nucleares de la “oposición” (PP y Ciudadanos).

Las sacudidas que sufre la agenda política en Cataluña por la escenificación de conflictos entre el nacionalismo español y catalán ha hecho que la aprobación de los presupuestos no se haya producido en la fecha prevista (8 y 9 de febrero), quedando retrasada hasta marzo; ello ha dado un mes más a la campaña social de rechazo al “impuesto” para seguir actuando.

Convertir la contaminación radioactiva y los impactos de salud que provoca en fuente de lucro genera un rechazo social importante, mayor aún si consideramos que el silencio del mundo político ante esa barbaridad es ensordecedor y que todo permanece envuelto en un denso apagón mediático. El MANIFIESTO [16] que pide la retirada del Capítulo séptimo de los presupuestos donde se halla el “impuesto” lleva recogidos hasta el momento más de 900 apoyos, lo que expresa una distancia entre representación política y sociedad que debería hacer reflexionar, como mínimo, a los tres partidos del Parlamento que se declaran contrarios a la energía atómica. Pero el poder de la industria nuclear en Cataluña es tan omnipresente como discreto, y los tres partidos cruzan los dedos para que el mal trago pase pronto.

 

Notas

[1] Una selección extensa de las informaciones nucleares que ha generado febrero puede consultarse en la hemeroteca del mes:http://sirenovablesnuclearno.org/nuclear/hemeroteca/hemeroteca2017febrerfebrero.html.

[2] Véase http://www.publico.es/sociedad/centrales-nucleares-csn-evita-pronunciarse.html.

[3] Declaraciones de Don Aniceto González en:http://www.eldiario.es/eldiarioex/economia/Consejo-Seguridad-Nuclear-centrales-funcionar_0_610340015.html.

[4] https://www.csn.es/va/noticias-csn/-/asset_publisher/NLz0ULWJQIbe/content/el-csn-establece-las-condiciones-a-la-solicitud-de-renovacion-de-la-autorizacion-de-explotacion-de-santa-maria-de-garona.

[5] https://www.csn.es/va/noticias-csn/-/asset_publisher/NLz0ULWJQIbe/content/votos-favorables-al-acuerdo-mayoritario-y-voto-particular-sobre-la-solicitud-de-autorizacion-de-renovacion-de-explotacion-de-sta-m-de-garona.

[6] ACTA del 8 de febrero en:https://www.csn.es/documents/10182/1718411/1402+ACTA.pdf/a95fa6c3-f6fc-4f72-84a1-b624988160da.

[7] Algunas informaciones:

10/02/2017. El PNV emplaza a Rajoy a hablar de Garoña tras el doble juego del PP vasco: http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2017/02/10/sociedad/el-pnv-emplaza-a-rajoy-a-hablar-de-garona-tras-el-doble-juego-del-pp-vasco.

16/02/2017. Rajoy dice que exigirá la máxima seguridad a Garoña y a cualquier otra central nuclear. Recuerda que la Junta de Castilla y León solicita la reapertura. Indica que escuchará a todos antes de posicionarse.http://www.noticiasdealava.com/2017/02/16/araba/rajoy-dice-que-exigira-la-maxima-seguridad-a-garona-y-a-cualquier-otra-central-nuclear.

20/02/2017. ENERGÍA. Rajoy ofrece al PNV cerrar Garoña si apoya los Presupuestos de 2018. El respaldo de vascos y canarios a las Cuentas de 2018 permitirían al Gobierno acabar la legislatura:http://cincodias.com/cincodias/2017/02/17/empresas/1487355307_964954.html.

20/02/2017. Ciudadanos acusa a Rajoy de “mercadear” con la seguridad de Garoña. EFE: http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2017-02-20/ciudadanos-acusa-a-rajoy-de-mercadear-con-la-seguridad-de-garona_1144285/.

[8] COMUNICADO DE ASTECSN DEL 6/02/2017 SOBRE AUTORIZACIÓN DE GAROÑA. 13/02/2017 COMUNICADO DE ASTECSN DEL 13/2/2017 SOBRE LA MODIFICACIÓN DE LAS AUTORIZACIONES VIGENTES DE EXPLOTACIÓN DE LAS CENTRALES NUCLEARES.

http://www.astecsn.es/comunicados/ El documento presentado al Congreso, PROPUESTAS DE LA ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE TÉCNICOS EN SEGURIDAD NUCLEAR Y PROTECCIÓN RADIOLÓGICA (ASTECSN) SOBRE INDEPENDENCIA Y TRANSPARENCIA DEL REGULADOR NUCLEAR ESPAÑO, se puede obtener enhttp://www.astecsn.es/app/download/12159624/Informe+Propuestas+I%2BT+ASTECSN+21-2-17.pdf.

[9] Hay múltiple información en internet. Muy recomendable:https://movimientoibericoantinuclear.com/2017/02/16/videoconferencia-en-lisboa/.

[10] Una selección, ampliable en la página de la hemeroteca de febrero.

21/02/2017. España paraliza el almacén nuclear de Almaraz para calmar a Portugal. Lisboa se compromete a retirar la denuncia que interpuso en Bruselas contra el proyecto:http://politica.elpais.com/politica/2017/02/21/actualidad/1487678396_775285.html

21/02/2017. Comunicado del MIA Cataluña:http://tercerainformacion.es/articulo/catalunya/2017/02/21/portugal-cedeix-davant-les-pressions-del-govern-del-pp-i-de-la-comissio-europea-i-retira-la-seva-demanda-sobre-el-ati-dalmaraz.

23/02/2017. Una delegación de Portugal y de la Comisión Europea visita el lunes la central nuclear de Almaraz.http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/delegacion-portugal-comision-europea-visita-lunes-central-nuclear-almaraz_1000603.html.

23/02/2017. Delegaciones del Gobierno portugués y de la CE visitarán el lunes la central de Almaraz: http://www.europapress.es/economia/energia-medio-ambiente-00183/noticia-delegaciones-gobierno-portugues-ce-visitaran-lunes-central-almaraz-20170223171552.html.

23/02/2017. Almaraz: ministros do Ambiente e dos Negócios Estrangeiros chamados à AR para mais esclarecimentos:http://expresso.sapo.pt/sociedade/2017-02-23-Almaraz-ministros-do-Ambiente-e-dos-Negocios-Estrangeiros-chamados-a-AR-para-mais-esclarecimentos.

24/02/2017. Bruxelas admite que Portugal pode mesmo sair já este ano do procedimento por défice excessivo:http://rr.sapo.pt/noticia/76928/bruxelas_admite_que_portugal_pode_mesmo_sair_ja_este_ano_do_procedimento_por_defice_excessivo?utm_source=rssfeedNotificacoes.

25/02/2017. Una delegación portuguesa y de la Comisión Europea visitan este lunes la central nuclear de Almaraz. Será la primera de una serie de visitas programadas en los dos próximos meses para que las autoridades portuguesas conozcan la central extremeña y el ATI.http://www.eldiario.es/eldiarioex/politica/Almaraz-energia_nuclear-ATI_0_615938635.html.

[11] El diario ABC no tardó en marcar la pauta de demagogia sensacionalista y otros medios lo siguieron con más o menos elegancia.

10/02/2017. El cierre de las nucleares en España dispararía un 25% el recibo de la luz. El devenir de Garoña vuelve a encender el debate sobre el futuro de estas plantas: http://www.abc.es/economia/abci-cierre-nucleares-espana-dispararia-25-por-ciento-recibo-201702100214_noticia.html.

23/02/2017. Sociedad. El debate de la energía nuclear. El sector nuclear insiste en que no se puede prescindir de la principal fuente de producción de electricidad. Por sexto año consecutivo, los reactores aportaron en 2016 más del 20% de la energía eléctrica consumida en toda España.http://www.abc.es/sociedad/abci-sector-nuclear-insiste-no-puede-prescindir-principal-fuente-produccion-electricidad-201702231832_noticia.html

24/02/2017. Luz más cara en enero… y también más sucia. Las emisiones de CO2 del sector energético en España crecieron un 65% respecto al mismo mes de 2016:http://economia.elpais.com/economia/2017/02/23/actualidad/1487871532_202727.html.

[12] Sobre la PL de Unidos Podemos: http://www.energiaestrategica.com/podemos-propone-acabar-la-energia-nuclear-espana-2024/;http://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2017/02/20/unidos-podemos-en-comu-podem-en-marea-presentan-una-proposicion-de-ley-para-cerrar-las-centrales-nucleares;http://www.tercerainformacion.es/sites/default/files/archivos/pl_20160113_pl_cierre_nucleares.pdf.

14/02/2017: El PSOE zozobra de nuevo con las nucleares: no sabe si está a favor o quiere cerrarlas: http://elperiodicodelaenergia.com/el-psoe-zozobra-de-nuevo-no-sabe-si-esta-a-favor-de-las-nucleares-o-de-cerrarlas/?platform=hootsuite.

[13] Véase Deloitte, https://www2.deloitte.com/es/es/pages/strategy/articles/la-descarbonizacion-del-modelo-energetico.html. El Foro Nuclear, 21/03/2016:http://www.foronuclear.org/es/noticias/ultimas-noticias/122152-deloitte-recomienda-la-operacion-a-largo-plazo-de-las-centrales-nucleares-espanolas.

[14] 16/02/2017. Garoña marca el futuro:http://m.noticiasdenavarra.com/2017/02/16/opinion/tribunas/garona-marca-el-futuro-de-la-energia-nuclear.

[15] Toda la información del Plan en:http://icaen.gencat.cat/ca/plans_programes/transicio_energetica/ Presentación en pdf:http://icaen.gencat.cat/web/.content/30_Plans_programes/38_PacteNacional/arxius/20173001_PresentacioBasesPantec_HCBaiget.pdf.

[16] En https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScMnyZDN7v890Y7NPGQsseMKl-o2N0U8fn_dfezZwCGs_xFIQ/viewform?c=0&w=1.

 

Miguel Muñiz Gutiérrez es miembro de Tanquem Les Nuclears – 100% RENOVABLES, del Col·lectiu 2020 LLIURE DE NUCLEARS, y del Moviment Ibèric Antinuclear a Catalunya. Mantiene la página de divulgación energética www.sirenovablesnuclearno.org